Calidad del Aire en Escuelas Infantiles

La mala calidad del aire interior puede causar problemas de salud: enfermedades en el sistema respiratorio (rinitis o bronquitis), dolores de cabeza, irritación de los ojos, fatiga, náuseas, etc.
Calidad del Aire en Escuelas Infantiles

La mala calidad del aire interior puede causar problemas de salud: enfermedades en el sistema respiratorio (rinitis o bronquitis), dolores de cabeza, irritación de los ojos, fatiga, náuseas, etc.

Todas las enfermedades alérgicas (asma, conjuntivitis, alergia a los alimentos, etc.) alcanza entre el 25 al 30% de la población de los países industrializados. En Francia, el asma alcanza a 3,5 millones de personas.

La población con insuficiencia respiratoria grave alcanza 50,000 personas. Una buena calidad del aire dentro de un edificio, mostró un efecto positivo en la reducción del absentismo, mejoró el bienestar de los ocupantes y el aprendizaje de los niños.

En los edificios, existen numerosas fuentes de emisiones de contaminantes: materiales de construcción, pintura, muebles, electrodomésticos para calefacción, productos de limpieza, materiales utilizados para las actividades escolares (pegamentos, tintas, pinturas, marcadores, etc.).

La mala calidad del aire interior puede favorecer la aparición de síntomas tales como dolor de cabeza, fatiga, irritación de los ojos, de la nariz, garganta y la piel, mareos, reacciones alérgicas y asma. Una buena calidad del aire, por lo contrario, tiene un efecto positivo sobre aprendizaje.

Los niños pasan un 90 % de su tiempo en espacios cerrados (vivienda, transportes y escuelas).

Tres sustancias son tomadas como prioritarias por la comunidad científica y serán evaluadas:

Formaldehído, irritante para la nariz y el tracto respiratorio, emitido por la inclusión en ciertos materiales de construcción, muebles, algunos adhesivos, productos de limpieza, etc.

Benceno, un carcinógeno presente en gasolinas y proveniente después de la combustión incompleta (gas de escapes en particular).

Dióxido de carbono (CO2), representativa del nivel de contención o de confinamiento, signo de una acumulación de los contaminantes en los locales.

Se han encontrado lugares con mala ventilación, lo que resulta en elevados niveles de CO2, y han sido puestos en evidencia la disminución de la capacidad académica en niños evaluados a través de ejercicios de lógica, lectura y aritmética.

En el caso de que la propiedad este cercana o tenga una instalación adyacente de servicio de tintorería, el tetracloroetileno o percloroetileno también debe ser medido.

Referencias:

  • Un estudio danés demostró que la duplicación de la ventilación en las habitaciones de las clases, aumenta el rendimiento de los niños en un 15%, en relación a un año de educación.
  • Un estudio europeo de 800 niños en ocho escuelas mostró que puntuaciones de los estudiantes en las pruebas de concentración, disminuían, cuando los niveles de CO2 aumentan Wargocki y Wyon (2007).
  • Los efectos de la temperatura se eleva moderadamente y en el aula tasa de ventilación aula sobre el desempeño de las tareas escolares de los niños (RP-1257), HVAC & R Research, 13 (2), 193-220. Myhrvold, AN, E.Olsen, y O. Lauridsen 1996. Ambiente Interior en las escuelas, salud de los alumnos y rendimiento en relación al las concentraciones de CO2 Séptima Conferencia Internacional sobre la calidad del aire interior y clima. Vol 4, p. 369-371.

CALL NOW
+
Call me!
A %d blogueros les gusta esto: