El chalet de Manuel Moix en la Sierra de Madrid, a la venta en idealista por 570.000 euros

Una finca independiente con bonitas vistas a la Sierra de Madrid. Así es cómo se presenta en idealista la casa que heredó Manuel Moix de sus padres fallecidos en 2008 y 2011. No tendría ninguna relevancia si esa casa no estuviera registrada en una sociedad establecida en Panamá, lugar favorito de algunos ricos para confiar sus bienes e ingresos con tal de esquivar sus responsabilidades fiscales. Y aún menos peculiar sería si Moix, copropietario a un 25% de participación de la sociedad panameña, no fuesefiscal jefe Anticorrupción y su tarea sea, precisamente, controlar los delitos económicos de aquellos que no cumplen sus obligaciones con el fisco español.

Por todo ello, no sería extraño decir que esta casa haya sido la más aclamada las últimas 24 horas, desde que el diario digital InfoLibre sacara a la luz esta irregularidad en las cuentas del fiscal anticorrupción Moix. Pero habría que retroceder hasta enero de 1988 para situarse en la historia de este polémico chalet, cuando los padres del juez, Manuel Moix Martínez y Manuela Blázquez Borja, crearon la sociedad de bienes gananciales Duchesse Financial Overseas en Panamá. La casa quedó a titularidad de esta compañía justo un mes después de su creación.

La sociedad estaba representada por la hija mayor, Margarita Moix, abogada de profesión. Pero los cuatro hijos no heredaron la empresa hasta que no murieron sus padres: primero su madre, en 2008, y después su padre, en 2011. Era donde residían los progenitores y nadie más ha vivido allí desde su defunción. A juzgar por las fotografías, la casa no ha sufrido ninguna reforma ni se ha actualizado su decoración.

¿Y quién es Manuel Moix? Este fiscal jefe Anticorrupción es conocido por ser el encargado de investigar casos de corrupción como el caso Lezo, por el que se detuvo al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Su nombramiento fue controvertido por su relación cercana con el actual ministro de Justicia, Rafael Catalá, algo que hizo cuestionar su imparcialidad en la investigación.

Este chalet, de 645 m2 distribuidos en tres plantas, se encuentra en una parcela de 4.750 m2 y dispone de seis dormitorios, cinco baños completos y dos salones, uno de 75 m2 y otro de 25 m2. Tres de esas habitaciones son suites y una de ellas con chimenea y vestidor. Despacho de 40 m2 con una acogedora chimenea, bodega, piscina cubierta con agua salina, vigilancia 24 horas…

La casa, ubicada en Collado Villalbase puso a la venta hace dos años por 965.000 euros, pero el no haber encontrado comprador en todo este tiempo, quizá, ha sido el motivo para que actualmente se ofrezca por 395.000 euros menos.

CALL NOW
+
Call me!
A %d blogueros les gusta esto: