GRAFOLOGÍA LABORAL

Afanados en elegir a los más competentes en los mejores puestos de trabajos, las empresas se han esforzado en afinar sus sistemas de selección de personas. En este ámbito, la grafología se presenta como una técnica complementaria que busca interpretar la personalidad del postulante a través de su escritura.

La ventaja de este sistema es, sin dudas, la rapidez. La sistemática grafológica aplicada en elección de personal permite determinar e identificar cierta tendencia de la personalidad en muy poco tiempo. Además es de análisis objetivo, por lo que a todos los postulantes se les evalúa de la misma forma, algo que escapa de los gustos personales del evaluador. Es así que cuando se habla de cientos de postulantes, esta prueba selectiva es ideal al ir identificando características puntuales de la escritura que al final señalarán quiénes están lo suficientemente calificados para ocupar el tan deseado puesto laboral.

Nada menos que el 90% de las empresas del país vecino, según datos del Wall Street Journal, usa la grafología para analizar a sus aspirantes. En cuanto a Estados Unidos, desde que en 1988 se prohibiese el uso del detector de mentiras (el famoso polígrafo) como herramienta para la selección de personal, la grafología ha ido consolidándose como su mejor sustituta, algo que dice mucho de la fiabilidad que se le atribuye a este método.

A %d blogueros les gusta esto: