El supuesto agresor huyó pero fue localizado minutos después en la calle San Juan de Donostia.© ARANTXA ALDAZ El supuesto agresor huyó pero fue localizado minutos después en la calle San Juan de Donostia.
Regresaba a su casa en la Parte Vieja de Donostia, sobre las dos y media de la madrugada del pasado sábado. Abrió el portal y entonces se dio cuenta de que el desconocido que tenía unos pasos más atrás en la calle también cruzaba la puerta. En un segundo le arrinconó contra la pared y le tapó la boca. «Le dijo: ‘Si gritas, te mato’», cuenta una trabajadora de un bar donde conocen a la familia de la víctima, una chica de unos veinte años. En esos eternos segundos de forcejeo, y mientras el presunto agresor trataba de quitarle la ropa para consumar la agresión sexual, la chica logró morderle la mano y gritó todo lo que pudo y más para que alguien en la vecindad pudiera oírle.

Su madre, que vive con ella, escuchó aquellos alaridos que provenían del rellano. «Ella salió corriendo a ver qué ocurría y el chico ya había huido», relata la mujer que habló con la madre de la víctima al día siguiente de los hechos. No hubo más testigos, porque al parecer nadie más en la vecindad se percató de lo que ocurría.

La descripción proporcionada por la víctima y el hecho de que el varón llevara marcada en la mano la herida de la mordedura valieron para identificarlo. Unos minutos después de ser avisados por la denunciante, agentes de la Ertzaintza de la comisaría de Donostia localizaban al presunto agresor en la calle San Juan, según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. El chico, que no tiene antecedentes policiales previos, fue arrestado y ya ha sido puesto a disposición judicial, confirmaron las mismas fuentes. «La chica está afectada, como para no estarlo. No hay derecho a que sucedan estas cosas», denunciaba la mujer que conoce a la familia, de origen extranjero pero afincada desde hace años en Donostia. «Nos dijo que cuando la Ertzaintza logró identificar al sospechoso regresaron al lugar para confirmar que era él. Y también nos dijo que era un chico de aquí, vasco». El arrestado tiene nacionalidad española, confirmaron a este periódico fuentes conocedoras del caso.

Tras conocerse los hechos, la repulsa pública no se hizo esperar. Todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Donostia mostraron «su más rotunda condena de la agresión sufrida por nuestra vecina, en un nuevo episodio de violencia machista ocurrido en nuestra ciudad». En señal de protesta, han convocado hoy a las 12.00 horas una concentración en los jardines de Alderdi Eder.

Quejas de los vecinos

Además de expresar su solidaridad con la víctima y su familia, el Ayuntamiento donostiarra señaló que «este tipo de agresiones no son sino la expresión más despreciable de la violencia machista y de la desigualdad de género que aún imperan en nuestra sociedad y contra la que este consistorio se impone de manera contundente». El Consistorio cree «necesario seguir trabajando con la ciudadanía y los agentes sociales de la ciudad en la educación en valores y en la igualdad» y recordar que hay que «actuar día a día» contra los «factores que inducen este tipo de actitudes». Ezker Anitza-IU, por su parte, también condenó «rotundamente» este intento de agresión sexual, señaló en una nota de prensa.

El Ayuntamiento de Donostia ha convocado una concentración hoy a mediodía en Alderdi Eder

La asociación de vecinos de la Parte Vieja donostiarra Parte Zaharrean Bizi rechazó el intento de violación y pidió «reflexionar sobre los motivos por los que se reproducen cíclicamente estos hechos», dijeron en un comunicado. «Todos los días -añadieron en el escrito- somos testigos de comportamientos machistas de cuadrillas con un nivel de alcohol preocupante». «El parte temático hiperalcoholizado en que han logrado convertir la Parte Vieja no ayuda para nada a garantizar la seguridad de las personas, y mucho menos, a la erradicación de agresiones contra las mujeres», añadieron.

El Consejo de la Juventud de Euskadi también quiso mostrar públicamente su rechazo y solidaridad con la víctima. En un comunicado, el consejo, que aglutina a sesenta asociaciones de jóvenes de Euskadi, tildó de «inadmisible la violencia machista que aún tiene lugar de forma tan grave y dura en la juventud» y apeló a la «responsabilidad de toda la sociedad» para actuar contra ella.

Los gritos de la víctima alertaron a su madre, que reside con ella y que salió de inmediato a socorrerla

Aunque no ciñe el problema de forma exclusiva a la juventud, sí remarcó la preocupación por que el machismo siga presente entre las nuevas generaciones. «No siempre son jóvenes los agresores y las víctimas, pero sí que es cierto que aún hoy hay mujeres jóvenes que se enfrentan a situaciones de violencia. Al igual que hay hombres jóvenes entre los agresores. Por ello, es de vital importancia dar a conocer la situación que aún se da en Euskadi».

Y la realidad habla de que los delitos contra la libertad sexual han aumentado en el primer trimestre del año, los últimos datos publicados por la Ertzaintza. En concreto, han pasado de 85 a 110 denuncias (29,41% de aumento). De entre todos los delitos recogidos, destacan las agresiones sexuales. En Gipuzkoa, se registraron 15 denuncias frente a las 9 del mismo periodo del año pasado, lo que supone un incremento del 66% de los casos. El total de delitos contra la libertad sexual ascendió a 36 casos en el primer trimestre, 4 más que un año antes, lo que significa un aumento del 12,5%.