Los afectados del camping Doñana exigen soluciones para 500 familias

  • Los usuarios crearán una plataforma para ayudar a las personas que se han quedado sin alojamiento con la recaudación de fondos para restaurar también la zona calcinada

Los usuarios del Camping Doñana intentaban ayer recuperar aún lo que el incendio que se originó el pasado sábado en La Peñuela de Moguer no había arrasado. Eran los menos porque el grueso ya lo hicieron el lunes una vez que tuvieron acceso a las instalaciones. El martes, la dirección continuó permitiendo la entrada de manera controlada y regulada a aquellos que deseaban comprobar el estado de sus enseres y parcelas. Más de mil personas fueron desalojadas del camping el pasado domingo, cuando el alojamiento rural estaba al completo. Eran las cuatro de la madrugada cuando comenzó el pánico a causa del olor a humo, las cenizas y las llamas, mientras agentes de la Guardia Civil y Policía Local invitaban a los campistas a abandonar el recinto.

Un grupo de usuarios del camping va a crear una plataforma para exigir tanto a la dirección del camping como a las administraciones una solución a la situación que se ha creado tras el fuego que calcinó las instalaciones.

Los afectados aseguran que la dirección del camping tiene intención de retomar la actividad, pero por el momento la incertidumbre se cierne sobre ellos. Una de las dudas es saber quién va a costear las pérdidas que se han registrado.

Según los usuarios, las llamas han afectado alrededor de 500 parcelas de uso de larga temporada, es decir, de personas que se alojan prácticamente todo el año en el camping, que se han quedado sin caravana, casa prefabricada (denominada módulo) o cabañas. Sus primeros cálculos señalan que se han quemado unas 200 caravanas y al menos 10 módulos, a falta de datos facilitados por la dirección sobre los daños causados por el fuego.

Los afectados no dudan que el camping cuente con un seguro que cubra los desperfectos, aunque desconocen si la póliza se hace cargo de todo o sólo de un parte. Temen la “letra pequeña,” como que el seguro no contemple indemnización si el incendio no se origina en las instalaciones, como ha sido el caso.

Con la creación de la plataforma los usuarios tienen intención también de recaudar fondos para ayudar a las familias que se han quedado sin alojamiento y que no cuentan con recursos para adquirir otro. Este es el caso de algunos trabajadores del camping que tenían su vivienda allí mismo.

Su pretensión es también obtener recursos para restaurar la zona calcinada por las llamas y recuperar así el espacio natural que ya anhelan.

Para uno y otro fin piensan llevar a cabo una serie de actuaciones, aún por determinar, si bien contemplan la organización de conciertos en los que participen artistas onubenses y andaluces conocidos.

La dirección insiste en pedir paciencia y comprensión. “Lo primero sigue siendo estabilizar la situación y, sobre todo, valorar daños sufridos, para trabajar en la resolución de todos los casos”, explica.

El desasosiego y la impotencia se apoderaron de los usuarios del camping nada más que fueron desalojados. Después llegó la desesperación cuando les impidieron la entrada para comprobar los daños que había causado el incendio a sus pertenencias y recuperar, en tal caso, las que se habían salvado de las llamas. Decenas de ellos se agolparon el lunes a las puertas del alojamiento custodiado por agentes del Instituto Armado. Allí permanecieron horas hasta que finalmente lograron entrar.

La delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Huelva, Carmen Solana, mantuvo ayer dos encuentros con representantes del sector turístico de Mazagón y Matalascañas para valorar el impacto del incendio en el destino y en la marca, y para conocer de primera mano las necesidades y reivindicaciones de los empresarios afectados por el suceso. Al respecto, Solana ha pedido a los empresarios de Mazagón “la mayor celeridad posible” para cuantificar las pérdidas materiales y conocer la situación real de los daños causados por el fuego.

Por otra parte, ciudadanos de Mazagón se reunieron ayer para crear la plataforma Todos con Mazagón, todos con Doñana, con el fin de aunar esfuerzos y coordinación para organizar un movimiento ciudadano. Todo ello tras el incendio originado el pasado sábado en el término municipal de Moguer y que afectó en gran medida a Mazagón.

El objetivo es que el mismo se mantenga informado “verazmente”; traslade necesidades reales a las administraciones competentes y ponga a disposición de las mismas su voluntad de participación y ayuda para que “este pueblo y su entorno vuelvan a ser el paraíso que todos hemos conocido”.

En un comunicado, aseguran sentirse “dolidos y sensibilizados por la situación que ha vivido nuestro pueblo durante el incendio del pasado fin de semana, así como preocupados por las consecuencias que pudiera tener esta catástrofe medioambiental en la vida de las personas directamente afectadas”, tanto por “su afectación en el turismo como en el empleo, en definitiva, en el futuro de nuestro pueblo y nuestro precioso y preciado entorno natural”.

Por ello, abren esta iniciativa a un ámbito territorial más amplio, siendo conscientes de que los daños producidos afectan al ámbito comarcal y que son varios los municipios y poblaciones afectados. Estos vecinos han realizado un llamamiento a todas las personas interesadas en adherirse a esta iniciativa.

Como ya muchos saben el gabinete Peritos Hispania, es uno de los gabinetes que ha sido nombrado por muchos de los afectados para esclarecer lo ocurrido, a nosotros han llegado desde los que tenían allí sus caravanas hace muchos años (Peritación de daños materiales) como aquellos que venían la próxima semana al camping para estar durante sus vacaciones (Peritación económica). Toda aquella familia que no se halla puesto en contacto con nosotros lo puede hacer de lunes a domingos en los teléfonos 

857.801.985

692543350

No dude en contactarnos, estaremos encantados de atenderle

 

A %d blogueros les gusta esto: