Consideraciones para contratar un perito judicial

 

Al momento de requerir contratar un perito judicial es muy importante, tener ciertas consideraciones para así, poder realizar  una selección detallada del profesional.

Para que puedas realizar una adecuada selección a continuación te presentaremos algunos puntos a tener en cuenta.

¿Cómo contratar un perito judicial?

Al momento de hacer la contratación, sea dentro de un gabinete o con un perito independiente es esencial comenzar exigiendo la identificación, nombre del experto así como su acreditación como perito.

Además de este primer punto, con el cual nos cercioraremos que se trata de un experto verdadero, hay otros que debes tener en cuenta:

  • Perito con la formación y experiencia que necesita. No podemos obviar el hecho de que existen peritos judiciales de diferentes tipos y especialidades. Así, algunos de los más habituales son los de bienes inmuebles, criminalistas, salud y medicina, arte, joyas, entre muchas otras más. Pero, a la hora de contratar un perito judicial es fundamental elegir el que mejor  se adapte a su caso o necesidad.

 

  • Preferiblemente evitar peritos multiespecialistas. Es claro que un mismo perito puede tener varias especialidades, pero estas normalmente se encuentran relacionadas. Entonces, al contratar lo ideal es que sea un experto que realmente disponga de los conocimientos y experiencia para actuar correctamente en su caso. Evalúe detalladamente la formación que tiene la persona así como los recursos técnicos usados para llevar a cabo su trabajo.

 

  • Los honorarios: no te confíes de precios muy económicos, pero tampoco creas que el servicio más costoso es el mejor. Lo recomendado al contratar un perito judicial es fijarse más en su experticia y experiencia para el caso y luego entrar a conocer y negociar los honorarios.

Finalmente, antes de decidirte por uno u otro experto no dejes de evaluar cualidades muy importantes. Por ejemplo, cómo se comunica, es claro al hablar, es honesto, goza de una buena reputación, tiene la disponibilidad para trabajar en su caso, en qué casos ha trabajado y claramente su presencia personal.

Continúe leyendo sobre el peritaje judicial y el lucro cesante.

A %d blogueros les gusta esto: