Vamos a explicaros en este artículo, este asunto que tanto quebraderos de cabeza ha dado y está dando a fecha actual, el cártel de camiones y el porqué se originó la estafa.

 

PROTOCOLO DE KIOTO VS EMISIONES CONTAMINANTES CAMIONES.

 

¿Qué es el protocolo de Kioto?

El protocolo de Kioto es un protocolo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de 6 gases de efecto invernadero, que causan el calentamiento global.

Los gases son dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), el óxido nitroso (N2O) y los otros son tipos de gases industriales fluorados: los hidrofluorocarbonos (HFC), los perfluorocarbonos (PFC) y el hexafluoruro de azufre (SF6).

En el protocolo se acordó una reducción de al menos un 5%, de las emisiones de estos gases en el periodo 2008-2012, en comparación con las emisiones de 1990, este es un porcentaje correspondiente a un compromiso global.

Imagen relacionada

ANTECEDENTES

El 11 de diciembre de 1997, los países industrializados se comprometieron en Kioto a un conjunto de medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Los gobiernos asignatarios de dichos países pactaron una reducción, a ser alcanzada entre 2008 y 2012, de al menos un 5% en promedio de las emisiones de los gases de efecto invernadero, tomando como referencia los niveles de 1990. El acuerdo entró en vigor el 16 de febrero de 2005.

Su objetivo principal es disminuir el cambio climático antropogénico, cuya base es el incremento forzado del efecto invernadero. Según las estimaciones de IPCC (Grupo Intergubernamental para el cambio climático) la temperatura atmosférica media de superficie aumentará entre 1,4 y 5,8 o C durante el siglo XXI (esto es lo que se conoce como calentamiento global). Estos cambios repercutirán gravemente en el ecosistema y en nuestras economías, señala la Comisión Europea.

LA UNIÓN EUROPEA

La Unión Europea como agente especialmente activo en la concreción del Protocolo, se comprometió a reducir sus emisiones totales medias durante el periodo 2008-2012 en un 8% respecto de las de 1990.

1990, el año base para los cálculos de Kioto, Europa ha conseguido reducir un 19,2% sus emisiones.

SEGUNDO PERIODO DEL PROTOCOLO DE KIOTO

La décimo octava conferencia de las partes (COP 18) sobre el cambio climático ratificó el segundo periodo de vigencia del Protocolo de Kioto desde el 1 de enero de 2013 hasta el 31 de diciembre del 2020.

EL SECTOR DEL TRANSPORTE, EL MÁS “SUCIO”

El transporte es la gran preocupación de los responsables europeos que tratan de que los intercambios de mercancías y los viajes de los ciudadanos sean cada vez más limpios. Los informes de la Agencia Europea del Medio Ambiente sobre el cumplimiento del Protocolo de Kioto y sus compromisos de disminución de emisiones muestran que los gases de efecto invernadero se redujeron en la mayoría de los sectores entre 1990 y 2012, “ con la notable excepción del transporte”. Las emisiones del transporte crecieron de forma paulatina entre 1990 y 2007, pero descendieron en los 5 años siguientes. El transporte por carretera supone la segunda mayor fuente de emisiones de la UE: el 18% del total en 2012.

LAS EMISIONES DE GASES Y EL TRANSPORTE POR CARRETERA

La adopción, a partir de 1970, de varias directivas sobre las emisiones de vehículo de motor, ya sean vehículos ligeros (automóviles, vehículos industriales ligeros) o pesados (camiones, autobuses), ha provocado una reducción progresiva de las emisiones y de partículas, así como, en cierta medida del ruido de esos vehículos. Las reducciones de las emisiones atmosféricas, fijadas por las normas EURO I a VI, se refieren a cuatro contaminantes principales: monóxido de carbono (CO), óxido de nitrógeno (NOx), y partículas e hidrocarburos.

Actualmente, los gases de efecto invernadero (GEI) y el consumo de energía de los vehículos se plantean como la principal preocupación para la ordenación sostenible del transporte por carretera.

Hay que partir de la base de que un sistema de transporte eficaz es fundamental y necesario para garantizar el desarrollo económico y la cohesión social. Sin él, no es posible alcanzar dicho desarrollo.

Las directrices de la UE plantean sistemas de transportes eficientes y eficaces, que garanticen, entre otros aspectos, una alta movilidad para las personas y las mercancías de forma competitiva, el equilibrio territorial, y además, deben proteger el medio ambiente.

Las emisiones de gases GEI en el sector de transporte crecen de forma continua. En Europa el transporte contribuye a la cuarta parte de emisiones de gases GEI.

El transporte por carretera es con diferencia la mayor fuente de emisiones (el 93%) del total de emisiones del transporte, los sectores de transportes de mercancías y de pasajeros eligen la carretera con mayor frecuencia que otro modo de transporte; en la Unión Europea, asumió el 44% del total de transporte de mercancías.

La carretera causó el 89,2% de las emisiones  siendo el 33,5% proveniente de los vehículos pesados (camiones y autobuses).

LA NORMA EURO VI

La norma EURO VI limita las emisiones de gases contaminantes. El control de emisiones de gases de vehículos se implantó en Europa tras el Protocolo de Kioto, con el fin de reducir la emisión a la atmósfera de óxidos de nitrógeno por parte de los motores diesel. La norma más reciente, la EURO VI, limita las emisiones de esos gases contaminantes, fijando en 0,4 g/Kwh la emisión máxima de óxido de nitrógeno. De esta forma desde el 1 de enero de 2014 los camiones de nueva matriculación de más de 3,5 T de peso máximo autorizado (PMA) deben cumplir con esta normativa. Gracias a este estándar son considerados vehículos verdes o ecológicos por lo que cuentan con beneficios fiscales.

El sistema más común para cumplir la EURO VI es la reducción catalítica selectiva (SCR). Los gases del motor se mezclan en el catalizador con una solución acuosa de urea diluida al 32,5% en agua desmineralizada, cuyo nombre comercial AdBlue.

CONCLUSIONES 

Al crearse y ratificarse el Protocolo de Kioto con el fin de reducir los gases GEI, los fabricantes de camiones decidieron crear el cártel de camiones. Cuyo fin era financiar la tecnología necesaria para poder cumplir con la normativa EURO VI. Esta tecnología necesitaba de grandes cambios en los motores para poder satisfacer las demandas del Protocolo, teniendo que invertir grandes cantidades de dinero en I+D.

Por tanto sin el Protocolo de Kioto, los fabricantes de camiones no hubiesen tenido la necesidad de desarrollar la citada tecnología ni realizar el gran desembolso económico en I+D y poder cumplir con el Protocolo.

Al crear el cártel, en el asunto que nos ocupa, el  Cártel de camiones, los fabricantes decidieron repercutir económicamente en el cliente final (comprador del camión) aumentando el precio de venta de los camiones (sobrecoste) para invertirlo en el desarrollo de las nuevas tecnologías anticontaminación y así no ver mermados sus resultados económicos pero con la característica de que fue efectivamente cobrado pero no implantada dicha tecnología tal y como sancionó la UE en julio de 2016.

Comentarte que en Peritos Hispania disponemos de los mejores profesionales respecto a este campo.

Puedes contactarnos y realizar tu consulta de forma totalmente gratuita, ya que tanto en esta especialidad como en las restantes que realizamos en nuestro Gabinete, el análisis de viabilidad es totalmente gratuito. Ya que consideramos que cuando un cliente nos solicita un Informe pericialeste lo solicita por necesidad y nuestra política es, que con nuestro trabajo (aunque debemos de ser plenamente objetivos y lo somos) es con nuestro trabajo el poder ayudar a nuestro cliente  en pro a su beneficio como afectado.

 

Contacta con nosotros en, www.peritoshispania.es

 

¡Y recuerda!…estamos para ayudarte.

A %d blogueros les gusta esto: